Coraje

El coraje es la fuerza de voluntad o el ímpetu necesario para superar obstáculos. No es una fuerza agresiva o violenta como la ira. Esta nace del enfado, del dolor y de la represión. La ira es explosiva, se agota rápido, es un impulso destructivo, útil cuando es liberador, pero incapaz de crear y sostener proyectos. El coraje nos impulsa en el tiempo, a pesar de las dificultades del camino nos conmina a seguir adelante, a superar los retos que la vida nos impone ¿o sería más apropiado decir que la vida nos ofrece? El coraje conlleva sentir el dolor, la culpa, la vergüenza, el cansancio o cualquier otra situación adversa sin aplacarla o negarla. El coraje es imprescindible para madurar, para evolucionar como seres humanos. El coraje toma su poder de la presencia y de la autoestima… ¡yo puedo por qué soy valiente!

Anuncios

¡La vida mancha!

¡Sí la vida mancha! Por mucho que queramos vivir en la certeza y en eso que se ha dado en llamar la zona de confort, nuestro anhelo más profundo es vivir con intensidad y pasión, y para eso nos tenemos que manchar. Nos tenemos que equivocar, hacer el ridículo, caernos en el barro y dejarnos jirones de piel por el camino. Sino la existencia se convierte en una sala aséptica y funcional de un hospital. No hay recetas infalibles para lograr la felicidad y la vida plena. Bueno existe una: ¡vivir! Experimentar la vida en toda sus facetas sin negar el dolor, el aburrimiento, la ira, la melancolía o el fracaso. Experiencias vitales fundamentales para madurar y expandir nuestra existencia. El Tantra invita a sentir todas esas cosas “negativas” con presencia, para no dejarnos avasallar por ellas ni hacer demasiado daño a alguien.

Si por ejemplo negamos la ira, tapándola con afables maneras y “bueno no pasa nada me están tocando las narices pero me aguanto” en algún momento saldrá de una forma virulenta y causará destrozo. Lo saludable es reconocerla y sentirla, y mejor aún, experimentarla frente a un saco de boxeo o bailando alocadamente, que sacarla contra nuestros seres queridos. O quizás sea absolutamente necesaria utilizarla contra alguien que traspasa continuamente nuestros limites, pero con presencia.

Toda la info sobre El Taller de Tantra pinchando aquí: Talleres